ARTEUPARTE / BLOG

Boa Mistura: Más que arte. Luz, color, poesía y saber hacer

POSTED ON 20/05/2015 BY arteuparte

El crucero Norwegian Breakaway, el barco más grande que ha usado NY como base y punto de partida del viaje, tiene un diseño en su casco del artista de pop-art Peter Max. Estamos hablando de llevar el color y el buen rollo por el mar, pero a los cinco chicos de Boa Mistura no les hacen falta barcos, son de calle y se quedan en tierra, además, eso de que tachen sus obras de “buenrollistas” no les gusta mucho.

Una de de sus obras salía mencionada por el Huffington Post en un listado que mencionaba cuáles habían sido las piezas de arte callejero más influyentes del 2014 en todo el mundo. Que quede claro que el Huffington Post no menciona a cualquiera. Es el Huffington Post. Una pieza homenaje tras el 20 aniversario de la caída del muro de Berlín, un momento único que reunió a diferentes artistas que pintaron el muro  en su día, a repasar su arte y a otros, como a Boa Mistura, una pared en blanco para hacer homenaje a ese día. No sabemos lo que hará Boa Mistura en su 20 aniversario, de momento son 5 años de andadura y he tenido el placer no de entrevistarles, sino de charlar con Javier, uno de ellos. Os dejamos con sus reflexiones, en nombre de todo el grupo.

DIE UMARMUNG Berlín, Alemania. 2009

DIE UMARMUNG – Berlín, Alemania, 2009

Hay gente que ve el arte como un medio de ocupación, un trabajo, otros como medio de expresión, otros como la forma “fácil” de llevarse algo de comer a la boca. Vosotros regaláis arte, pero regaláis felicidad, defendéis el concepto de que una obra tiene que hacer pensar a su interlocutor. ¿Es el arte un diálogo?

Lo que sentimos por el sitio en el que trabajamos, que es la calle, es que tenemos una responsabilidad que te cagas, porque depende de lo que pongamos, lo va a ver un montón de gente todos los días. Nos dimos cuenta, después de una experiencia inolvidable, que la gente puede inspirarse con tu trabajo o con lo que tiene cerca y ahí es cuando empezamos a trabajar con el mensaje.

¿Porqué no os gusta lo de que digan que transmitís “buen rollo” con esos mensajes?

Le tenemos un poco de tirria al buenrollismo, que es una cosa un poco gratuita, aunque nos encanta transmitirlo. Vivimos en un momento en el que hay una especie de buenrollismo gratuito que en cierta manera desacredita un poco determinados trabajos. No querríamos ser los embajadores del buenrollismo. Nuestro trabajo es muy serio en realidad y queremos que se transmita eso y es que hay momentos en los que trabajamos en comunidades que están muy jodidas, en las que hay peligro.

Muchas de las frases o de los versos que escribimos no son buenrrollistas, son más serias y tienen un fondo, pero es cierto que generan buena onda y para nosotros eso es lo mágico: enfrentarse un poco a la actualidad y como artistas codificar esa realidad.

“La labor del artista es hacer un buen uso de su tiempo, intentando buscar lo constructivo, asumiendo lo que está mal”

NO CUENTES LOS DÍASHAZ QUE LOS DÍAS CUENTEN_Madrid2015

NO CUENTES LOS DÍASHAZ QUE LOS DÍAS CUENTEN – Madrid, 2015

VIVE PARA APRENDER Nueva Delhi_India_2015

VIVE PARA APRENDER – Nueva Delh, India, 2015

¿Está el arte viviendo su momento de auge? 

No diría que es auge lo que está viviendo, pero lo que sí está viviendo es un momento de mayor difusión. No le llamaría auge, porque la saturación de imágenes en la red no quiere decir que todas ellas sean buenas. No hay filtro, el filtro lo acaba haciendo uno mismo y además, el arte es algo subjetivo. Cada uno de nosotros tiene la capacidad para decidir qué le gusta más y qué menos. En internet cualquiera puede subir cualquier cosa que hace, pero eso no es auge y hay que tener una capacidad crítica para determinar. Lo que sí que es importante es que nos acercan a personas y produce mayor difusión.

¿Por lo tanto os han ayudado internet y el momento social y de interacción que vivimos a través de la red? ¿Creéis que el éxito hubiera sido el mismo hace años?

Yo creo que no nos hubiera ido así, aunque no te lo sabría decir, porque yo nunca he sabido ni siquiera porqué nadie nos ha llamado para hacer nada. Eso es una incógnita que no sé si algún día resolveré, no sé porqué alguien descuelga el teléfono y nos llama, ni porqué nos manda un correo. Lo que sí que tengo claro es que si no fuera gracias a internet no nos llamarían de otras partes del mundo con la facilidad y asiduidad con la que nos llaman. Porque nosotros de donde más correos recibimos es del extranjero y aunque ahora llevamos un buen tiempo aquí, el 40% de los correos son de fuera y ese 40% en general, es bastante más interesante que las propuestas que recibimos aquí, por eso también trabajamos más fuera. También nos gusta más el extranjero por el tipo de carácter que ha cogido su obra e implicación y por el perfil de clientes que ellos tienen, nos gustan más las propuestas de instituciones de fuera que las nuestras.

¿Han cambiado las instituciones y sociedad su idea respecto al arte urbano?

No sé si realmente ha cambiado algo, porque creo que es algo que tiene que ver más con las personas, entonces depende de con quién te cruces y quién esté al mando… Tenemos un país que a nivel de artistas callejeros que son una pasada, estamos en el top, pero aún cuesta ver por parte de los de arriba el poder de cambio y de intervención que tiene esto. Sí que están surgiendo cosas como las acciones del CAC de Málaga o el Festival Asalto en Zaragoza y las instituciones un poco sin darse cuenta, están facilitando que se vengan dando eventos en favor del arte urbano.

SHINE BELGRADO BelgradoSerbia_2014

 SHINE BELGRADO – Belgrado, Serbia – 2014

PARATGES DE PAU MallorcaEspaña_2014

PARATGES DE PAU – Mallorca, España, 2014

Cómo es el proceso de trabajo, bien cuando pensáis vosotros en la idea y o bien cuando recibís una llamada y cuál de las dos situaciones se da más.

No hay una fórmula, la única fórmula es la del equilibrio, porque los proyectos que a nosotros nos apetecen generalmente no van relacionados con ningún aspecto económico y el dinero, por así decirlo, está mal hablar de él en general, pero es una realidad, es algo necesario como método de intercambio. Nosotros lo vemos como un medio para poder hacer cosas. Los proyectos que fluyen de nosotros, que parten de Boa Mistura, no suelen tener retorno económico, sino que lo que producen es una inversión. Nosotros tenemos recursos económicos para invertirlos en esos proyectos que nos mueven, para poder trasladarnos, comprar los materiales, … entonces tenemos que vivir con ese equilibrio para no cerrarnos a los proyectos que salen de nosotros.

Respecto a los proyectos que nos proponen de fuera, nos aseguramos que nos van a aportar mucho y de que vayamos a tener libertad absoluta. La diferencia al final reside en el lugar, porque cuando surgen de nosotros, lo hacen porque nosotros decidimos que tenemos que ir a ese lugar a hacer ese proyecto que queremos, y somos libres en la decisión y dirección del proyecto. En ocasiones nos pagan unos honorarios o unos materiales.

“Nosotros no aceptamos proyectos en los que nos impongan creativamente, nunca verás que Boa Mistura te pinta un logo o realiza un clip publicitario, porque no somos publicistas, somos artistas”

Hace unos años erais un grupo de chavales con spry en mano, dejando más bonita, o estropeando (para opinión de muchos) una pared del barrio. ¿Cómo es ese momento en que os dais cuenta de que podéis vivir de lo que más os gusta y de que vais a pelear con ello?

No es tanto un momento concreto sino una evolución natural y secuencial. Poco a poco nos fueron encargando trabajos, nos fueron pagando un dinerillo y así poco a poco. Ya en torno al 2009 vimos que le dedicábamos mucho tiempo a Boa Mistura, a pesar de que aún estábamos acabando la universidad, pero teníamos un flujo de proyectos lo suficientemente grande como para poder seguir tirando de eso. Nos daba para tener unos dinerillos y decidimos seguir y con lo ahorrado, cada uno puso X y apostamos por eso y nos dijimos, pues vamos a intentarlo.

“Sobrevivimos económicamente y supervivimos existencialmente, porque no hay otra cosa mejor”

Ahora mismo tenemos colaboradores fijos, somos nosotros, más 6 más, porque hay mucho volumen de proyectos y tenemos la posibilidad incluso de escoger proyectos queremos hacer y en cuáles no nos metemos, porque somos muy respetuosos con nuestro trabajo, somos muy selectivos. A nosotros lo que nos gusta es estar creando y no queremos que llegue el punto de dejar de disfrutar por estar agobiados con tanto trabajo. Eso está bien porque quiere decir que te puedes permitir el lujo de decir que no.

“Uno tiene que apostar, porque no queda otra”

Vais más allá, sois felicidad, color, pero sois una luz, un optimismo y un buen rollo que contagia y puede hacer cambiar a las personas de actitud, sois una herramienta positiva de cambio. ¿Es esa vuestra misión en la tierra? Realmente habéis establecido un compromiso con la sociedad y vosotros mismos habéis puesto el listón alto, ¿os sentís así cuando os enfrentáis a un nuevo proyecto?

Nosotros nos hemos ido al barrio de El Chorrillo a vivir, donde se está matando gente todos los días y escuchas tiros y balas continuamente, todas las noches. Todos nuestros procesos tienen una parte de miedo inicial importante y las pasas canutas, porque nadie te conoce y vas a pecho descubierto. Miedo, sí, todo el del mundo, sobre todo los primeros días, como el que sienten muchas comunidades, sobre todo en el Chorrillo.

“Las balas no llevan nombre escrito, entonces si estás donde no debes en el momento en que no debes, aunque no vaya dirigido a ti, te puede tocar.“

Entonces, cuando nosotros rompemos un poco esa costra de violencia y nos introducimos un poco dentro de la comunidad, es decir, vivimos ahí y los vecinos nos empiezan a conocer, no solo nos conocen sino que nos empiezan a querer, no solo nos quieren, sino que nos abren sus casas, nos dan de comer; de repente estás en un sitio genial en el mismo sitio donde ayer estabas acojonado con las balas y lo acabas pasando increíble. Eso es algo que nosotros queremos mostrar por ejemplo con el proyecto Somos Luz. Es un mensaje bastante positivo, pero tiene una carga de denuncia que te cagas, porque la ciudad no mira a esos vecinos, nadie puede pensar que detrás de esa costra de violencia hay gente que es maravillosa y que merece vivir y que merece formar parte de la ciudad y no ser marginada.

Entonces nuestros proyectos, a lo que nosotros nos referimos con buen rollo, que además lo genera la comunidad en la que te insertas, en Sudáfrica, en la favela, Argel, El Capa…en todos los sitios en los que hemos estado, se ha generado un clima de muy buena onda y eso a su vez conlleva una gran carga de denuncia, porque demuestra que en una parte del mundo, que son seres humanos como tú y como yo se merecen tenerles en cuenta. Por eso nuestro curro yo lo veo mágico.

SomosLuz_Panamá_CiudaddePanamá_2013

SOMOS LUZ – Ciudad de Panamá, Panamá, 2013

LuzNasVielas_SaoPaulo_Brasil2012

LUZ NAS VIELAS – Sao Paulo, Brasil, 2012

¿Qué me decís de que os mencione el Huffington Post?

Para nosotros es mucho más importante lo que conseguimos, que el resultado, que obviamente para nosotros el resultado es importante y estamos muy encima de él, porque es parte de nuestro trabajo como artistas.

Pero que nos mencione el Huffington Post o que nos den un premio (nos acaban de dar un premio llamado IAOPA (International Award of Public Art)), nos gusta, pero no trabajamos por eso. Trabajamos por la gente, por las personas. Que nos reconozcan nuestro trabajo está muy bien y ese día te vas contento a la cama en cierto modo porque te premian, porque el reconocimiento está muy bien y eso a su vez supone mayor visibilidad. Y esa visibilidad que en cierto modo podemos adquirir nosotros va a hacer que nos más gente conozca la situación del próximo lugar donde trabajaremos. Nosotros lo entendemos así. Cada puntito más escalamos o cada vez que tienes un seguidor nuevo en redes, nosotros como lo vemos como una persona más que va a conocer la situación que se da en El Chorrillo, o en la favela de Brasilandia, o cualquiera de los lugares que hayamos intervenido.

“No nos quita el sueño que nos premien ni nos mencionen. Trabajamos por la gente, por las personas. “

Habláis de vuestro trabajo como algo mágico, como algo que os ha cambiado a nivel personal, que os afecta. La realidad es que a todos nos debería satisfacernos nuestro trabajo pero en vuestro caso va a más allá, llegáis rápido y fácil a la gente a través del arte, los colores y en muchos casos sin necesidad de tener el mismo idioma. El trabaje en sitios que habéis mencionado como El Chorillo en Panamá, en barrios pobres de México, en favelas de Brasil… ¿Cómo de importante ha sido y es trabajar en estas comunidades?

La segunda parte de nuestro curro es llegar a esas comunidades por eso nos viene bien que nos mencionen, porque al final haces un trabajo que se queda en esa comunidad, lo haces para esa gente, pero está la segunda parte que es generar cierta conciencia o inclusión de esas ciudades, de esas comunidades. Es una fusión de ambas y se beneficia una parte de la otra y eso da más sentido que da a eso. Cada persona más que conozca la situación del barrio de El Chorrillo, quizá sea una persona más que deje de excluirlos.

Cada uno viene de un sitio, pero hoy en día las cosas son mucho más sencillas en este momento que vivimos y uno se siente ciudadano del mundo y te das cuenta cuando vas fuera de las cosas que añoras. Al final lo que se queda es la sensación de haber formado parte de algo y realmente cuanto más dura es la experiencia y cuanto más canutas se pasa, más se valora y más enriquece lo que uno ha hecho. Pasarlas canutas forma parte de todo y en la evaluación final, cuanto más te ha costado hacer algo, más disfrutas.

El arte no es que sea una pedazo de obra impactante,sino lo que consigas con ella y en el caso de estos chicos, uniendo las palabras necesarias al color y jugando con simetrías y arquitectura, consiguen mover al interlocutor y establecer un diálogo con todo aquel que se para enfrente de ellas.

Tienen un punto poético, pero sencillo, canalla, pero no prepotente. Sus rimas y colores son fruto de la realidad, como la que cuentan muchas de esas personas con las que se han cruzado y aparecen en sus vídeos. Aún a día de hoy seguimos sin ser conscientes del poder de las palabras. Espero haber llegado junto a Boa Mistura a alguien más. 

Os dejamos con algunos de sus vídeos, con el enlace a la charla que dieron en TEDx, tenéis minutos de motivación y optimismo para rato. 

Proyecto Luz Nas Vielas en Brasilandia, favela en Sao Paulo, Brasil

Facebook

Twitter

Vimeo

PINCHA AQUÍ PARA VER LA CHARLA QUE DIERON EN TEDx

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar la navegación de la web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar